28/10/11




Mi corazón, dice,
y me creo amada.
Mi xoxo, mi xoxo
te quiero
y me despierta
el deseo
de ser algo más.
Lo que deseaba
en los brazos
de otro hombre
cuando dejó de ser hombre
entre mis brazos
Él, sólo él, el de ayer
el único, incuestionable
que me rodeó
con lo probable
y pintó un imposible
y me destrozó el alma
con el sueño
que me hizo invisible.